Guía para Prevenir el Acoso Escolar por Razón de Discapacidad
27 de septiembre de 2017
Ya a la venta Lotería de Navidad ASENSE-A, número 31324
6 de octubre de 2017

Tener Asistente Sexual me ha servido para reconciliarme con mi cuerpo

  • Artículo de Soledad Arnau sobre la Asistencia Personal y Asistente Sexual.

  • Las sillas de ruedas no son necesariamente una atadura: también pueden ser un divertido juguete erótico

Jamás he caminado sobre mis piernas y por eso me desplazo en una silla de ruedas. Tampoco he podido llevarme una cucharilla a la boca ni levantar un vaso de agua. Por eso cuento con la ayuda de una persona -mi asistente personal- que me permite llegar a donde no alcanzo.

Muchos contemplan mi situación como algo lastimoso y, por tanto, a las personas como yo se nos condena a una existencia de servicios mínimos: ser alimentados, ser entretenidos y ser acostados. Pero también tengo deseo sexual y las sillas de ruedas no son necesariamente una atadura: también pueden convertirse en un divertido juguete erótico.

Para seguir leyendo pinchar aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para ampliar información.

ACEPTAR
Aviso de cookies